Oteiza

Inicio/Etiqueta: Oteiza

Dirigido por Oteiza: el día que Odiseo llegó a Pamplona

2018-07-27T16:36:45+02:00

El día que un gudari armado llamado Odiseo llegó a Pamplona, Oteiza declaró a la prensa local que, antes de alcanzar la meta de Alzuza, el guerrero se daría un respiro en la ciudadela de la capital navarra, donde reposaría por un tiempo. Pero el Odiseo de Oteiza nunca llegó a Ítaca. Los sepultereros de la memoria y del  legado del escultor, desconocían u omitieron cumplir esa y otras muchas voluntades del Oteiza más guerrero.    Anteayer, los sepultureros del escultor de Orio se reunieron en Alzuza para verificar que Oteiza está irreversiblemente muerto, sus restos entregados a la jauría académica y su memoria enterrada bien honda. Sobre su tumba se lanzaron los tres tochazos de gran tonelaje del nuevo Catálogo razonado en tres idiomas, entre los [...]

Dirigido por Oteiza: el día que Odiseo llegó a Pamplona2018-07-27T16:36:45+02:00

Oteiza: filología fantástica

2016-02-10T21:14:27+01:00

Oteiza: filología fantástica. Laberinto y minotauro. https://youtu.be/KeIRX7_5DWA

Oteiza: filología fantástica2016-02-10T21:14:27+01:00

Oteiza en la llamada Universidad de Navarra

2019-07-31T14:57:23+02:00

  Seguro que ironiza –más ironías con el Opus de por medio– quien hoy escribe en Diario de Noticias: «Si hubiera vivido doce años más, el gran artista Jorge Oteiza hubiera tenido ayer varias razones para estar contento. La primera, que el recién estrenado Museo de la Universidad de Navarra le dedica una sala especial». Sin duda, lo que soterrada e irónicamente está diciendo quien eso escribe es que Jorge Oteiza, que jamás fue invitado a dar una conferencia en la llamada Universidad de Navarra ni a exponer nada en la misma –pese a vivir tantos años en la comarca de Pamplona–, una vez muerto, enterrado, despedazado como un tristísimo Acteón por la jauría académica y reinterpretado por la misma, es hoy, finalmente, tantos años después, un [...]

Oteiza en la llamada Universidad de Navarra2019-07-31T14:57:23+02:00

Latas vacías

2013-07-19T21:19:51+02:00

Escultura para qué… http://www.youtube.com/watch?v=q6QBsn2VWCw   «¿Esto sirve para adornar? Qué coño va a servir para adornar. Es para crear hombre. Una vez creado el hombre, para qué quiero estas mierdas. Estas son las latas con las que yo me he alimentado, les doy una patada y llegan a la exposición.»    

Latas vacías2013-07-19T21:19:51+02:00

Pensadores urbanos

2018-07-27T16:37:39+02:00

Ni el propio titular de la Cátedra Oteiza recordará el artículo que, allá por 1993, en el monográfico Arte en la calle. La presencia de la escultura en la estética de la ciudad actual, publicó con el título de “La caída de las estatuas (el monumentalismo como agujero negro de la identidad estética contemporánea)”. En efecto, a la pregunta formulada por Baudelaire en 1846 –“¿Por qué la escultura es aburrida?”–, Rodin responde no sólo bajando la escultura de su pedestal –adiós a la unidimensional solemnidad de las figuras ecuestres que cabalgan hacia la eternidad… adiós a tronos, altares y peanas sobre los que se que encaraman patriarcas, héroes, mártires–, Rodin no sólo responde trayendo la escultura a tierra, sino que la sitúa en un tú a tú [...]

Pensadores urbanos2018-07-27T16:37:39+02:00

Entre la muerte y el entierro, por J. Oteiza

2012-02-15T20:53:54+01:00

La exposición antológica que ha organizado la Caixa de Pensiones en Madrid y su catálogo tan voluminoso (aunque exclusivamente se centra en mi Propósito experimental, en 1957, para la IV Bienal de São Paulo, además de algunos escritos míos sobre estética) me han sorprendido. He sido sorprendido por esta exposición y me encuentro abatido cuando me visita el escritor Félix Maraña para pedirme estas líneas. Creo que ha habido complicidad con la Caixa de Txomin Badiola y jóvenes escultores vascos que, desde hace algún tiempo, venían escribiendo sobre la relación del escultor alemán Beuys conmigo. Todos, implicados en una conclusión de la vanguardia histórica última como servicio educacional y social. Esto ha sido el constructivismo ruso, en la primera posguerra, y el constructivismo vasco, en la segunda, [...]

Entre la muerte y el entierro, por J. Oteiza2012-02-15T20:53:54+01:00

Las horas del verano

2020-06-25T17:12:53+02:00

Las horas del verano son para mí las de Summertime, interpretada no por Ella Fitzgerald sino por Janis Joplin, preferiblemente en la versión del doble vinilo de 1975. Por lo demás, las horas del verano son las del sueño de la noche de San Juan: las horas de Titania abrazada a sus ilusiones, luego convertidas en una cabeza de asno por una mala jugada del destino. Las horas del verano es también el título de la penúltima película de Olivier Assayas, L’heure d’été. Trata de qué pasa con la memoria y la obra de un artista cuando quienes le acompañaron van desapareciendo y cuando su legado queda en manos de conservadores, restauradores e intérpretes, por no decir, como decía Oteiza, de embalsamadores y tristísimos sepultureros. Pues pasa [...]

Las horas del verano2020-06-25T17:12:53+02:00

El arte explicado a los niños

2018-07-27T16:38:25+02:00

  El arte ocurre. Eso es todo. No se sabe cuándo ni dónde. En las emocionantes fotografías de primera plana de los periódicos de ayer el arte está ocurriendo. Nada menos. Veamos esas fotografías, reproducidas a tres, cuatro, cinco columnas. El tema de las mismas es tan viejo como el de algunos frescos antiguos: «La huida a Egipto». Pero a diferencia de, por ejemplo, La huida a Egipto de Fra Angelico, en las fotografías de los periódicos de ayer no están Jesús, José y María atravesando clandestinamente la frontera, sino miles de palestinos, en un gozoso y bullicioso ir y venir –con cajas de víveres, cabras, bidones de gasolina…–, saltando el muro, la gran serpiente de acero abatida. Hablemos de serpientes de acero, como por ejemplo las [...]

El arte explicado a los niños2018-07-27T16:38:25+02:00

El hombre de Lascaux

2018-07-27T16:38:29+02:00

En el principio fue el nacimiento del arte o, si se prefiere, Georges Bataille en la caverna de Lascaux, y al final está la pregunta por el fin del arte o, dicho de otra manera, Jorge Oteiza abandonando la escultura y escribiendo el Quousque tandem…! A principios de los años 40 del pasado siglo, Georges Bataille –«la mejor cabeza pensante de Francia», en palabras de Heidegger–, que por su relación con Picasso había conocido muy de cerca el nacimiento del Guernica, desciende a la cueva de Lascaux y descubre en ella «un arte tan próximo a nosotros que parece abolir el tiempo». Las pinturas de Lascaux no sólo tienen «la lozanía de la juventud», sino que en ellas está contenido todo el repertorio simbólico del Guernica –el [...]

El hombre de Lascaux2018-07-27T16:38:29+02:00

Del reno al Reyno

2018-07-27T16:38:42+02:00

Me sumo a la idea de un museo subterráneo en la Plaza del Castillo. Peor que un parking con la turbia, turbulenta historia de ese parking, no puede resultar. Pero, si se puede fantasear, el museo que a mí gustaría más es uno interactivo —multimedia y multidisciplinar, sí, y abierto, como la Wikipedia: en incesante crecimiento por obra de la libre voluntad de expandir el conocimiento—. Un museo que, en su cronología, fuese del Sapiens a la Speculatrix; del paleolítico a la frenética era de las obras barcinienses; de lo que convencionalmente se ha llamado «la Edad del reno» hasta «las Edades del Reyno». Vamos, un museo que fuese de una edad de oro a otra. Breuil y Bataille —y Oteiza, que los habría leído— situaron la [...]

Del reno al Reyno2018-07-27T16:38:42+02:00
Ir a Arriba