La dictadura chilena y la democracia –¿orgánica?– española

2020-12-01T09:28:12+01:00

El espantajo –el espantapájaros– de la «antiespaña» agitado y sacado a paser de nuevo, por lo que se ve hoy y casi todos los días en la prensa. La reaparición, la resurección de la «antiespaña», de los viejos «demonios nacionales» a las puertas del tercer decenio del siglo XXI no viene de ayer, ni de las últimas elecciones, ni desde que a principios de este siglo sectores cada vez más amplios de la derecha carpetovetónica empiezan a reconocerse y reivindicarse como orgullosos hijos de sus padres y de la historia forjada por ellos, que es la historia de la dictadura franquista con todos sus mitos y patrañas. Eso viene de donde las palabras del escritor chileno Jorge Maradit aquí reproducidas indican (las imágenes son de [...]

La dictadura chilena y la democracia –¿orgánica?– española2020-12-01T09:28:12+01:00

Un burro (o dos) sobre el piano

2021-04-02T16:48:44+02:00

Mientras en el Baluarte pamplonés irrumpía el musical Mamma mia –Santo Dio!– en la Tabakalera donostiarra quedó inaugurada la exposición Un perro andaluz. 80 años después. Habrá que ver cómo se conserva el perro. Habrá que ver cómo se conserva el burro muerto sobre el piano de Un chien andalou. Si hay que creer lo que Buñuel contaba, esa imagen venía de la infancia, de cuando vio y olió un burro rodeado de moscas y devorado por los buitres. Pero el burro en descomposición, como símbolo del burgués conformista e hipócrita, es una imagen que se formó en la Residencia de Estudiantes y fue la respuesta de los Buñuel, Dalí, Lorca, Bello y demás familia vanguardista al Platero y [...]

Un burro (o dos) sobre el piano2021-04-02T16:48:44+02:00

Ventana de oportunidad (Window of opportunity)

2018-05-02T20:44:13+02:00

Recordando o remedando a José Blanco White –el de «¡Ay de la madre cuyo hijo no escriba en España!»–: ¡ay de la madre del intelectual, columnista, periodista o simple oportunista español que no sazone su discurso con el tópico del momento: «ventana de oportunidad»!, que vendrá del inglés, window of opportunity. He oído esta mañana –la SER– como incurría en tan transitado lugar común un profesor de universidad que hablaba sobre el nuevo libro de Ignacio Sánchez Cuenca –cuyo diagnístico sobre la vida intelectual española me parecen bien, siempre que a continuación no se caiga en el oportunismo del quítate tú para ponerme yo: siempre que el diagnístico no se use como una «ventana de oportunidad» para medrar y subir en el escalafón; siempre que no se [...]

Ventana de oportunidad (Window of opportunity)2018-05-02T20:44:13+02:00

La pescadilla de Darwin y el pez gordo Briones

2021-01-02T10:19:57+01:00

(Emitdo por Antena 3 TV, dentro del programa «Adictos al lujo») Hace unos dos años aludí en alguna columna de prensa a Briones, no al loco Briones, sino al satisfecho y obsceno depredador social Florentino Briones, por entonces gerente de la Orquesta Sinfónica de Navarra y ahora recolocado como asesor del PP, según leo hoy en Diario de Noticias. Por lo demás, es de suponer que a Diario de Noticas le han sido filtradas unas informaciones sobre los sobresueldos y enjuages contables de Briones que desde hace mucho conocían, en todo o en parte, los funcionarios de Cultura –departamento por cuyo escalofón no pasa el llamado «cambio» y al que pertenece la propia consejera– y los miembros del [...]

La pescadilla de Darwin y el pez gordo Briones2021-01-02T10:19:57+01:00

Pasan los gobiernos, los pegenautes «premanecen»

2018-07-27T16:36:49+02:00

Vanidad de vanidades. El Gobierno «sin fierezas» –el de la gobernanta que en campaña electoral prometía cambio profundo y una vez elegida invita a no hacerse «ilusiones infantiles», lasziate ogni illusione (informa Radio Macuto de que las cocinas privatizadas de los hospitales no volverán a dar el buen servicio público que daban así como así)–; el Gobierno «sin fierezas», digo, no pudo sustraerse al populacherismo a ras de suelo de retratarse como se habían retratado el gobierno anterior y el que precedió a aquel: en la tribuna presidencial del Osasuna, covachuela alibabesca donde aún impregnará el aire un irrespirable tufo a carpetovetónico mangui futbolero, de esos que entran y salen del trullo tan guapa e impasiblemente con su Aundi, entiéndase, con un pedazo de Audi… El Gobierno [...]

Pasan los gobiernos, los pegenautes «premanecen»2018-07-27T16:36:49+02:00

La lágrima roja del Guernica

2020-12-21T19:42:25+01:00

Este artículo salió de este recorte de prensa: Toros y niños –la trivial escultura del encierro– en las noticias de actualidad. Y al fondo, las noticias sobre Gernika 1937, lo que nos lleva al Guernica –el toro, el niño…– o, más bien, a la lágrima roja de Bergamín. Picasso –el genio, el monstruo–, de haber sido humano, hubiera dejado destruir el Guernica en 1937; pero tuvo la debilidad de ser Picasso y el cuadro sobrevivió. La historia es conocida. Dicen que cuando terminó el Guernica, Picasso llamó a algunas personas para que lo vieran. Lo que Joan Miró o José Bergamín contemplaron al entrar en el taller del monstruo fue una asombroso collage, una vidriera gótica de cerca de ocho metros de largo [...]

La lágrima roja del Guernica2020-12-21T19:42:25+01:00

Rodezno

2020-12-02T11:40:26+01:00

El 8 de julio de 1936, a tenor de lo que cuenta en su Diario Tomás Domínguez Arévalo –séptimo conde de Rodezno–, el señor conde estaba en Madrid, donde recibió una llamada del director de Diario de Navarra, Raimundo García, Garcilaso. García urgió al conde a presentarse en Pamplona. El señor conde sabía que Garcilaso era la mano derecha del general Emilio Mola, el Director. El conde debía jugar bien sus cartas. Reducido a privilegiado representante del más ultramontano caciquismo terrateniente, don Tomás perdía influencia hasta entre los carlistas. Pero aún era mucho su ascendente sobre boinas rojas tan decisivos para el éxito del golpe militar como los que en Navarra se habían armado hasta los dientes. Sin perder tiempo, el conde se [...]

Rodezno2020-12-02T11:40:26+01:00

Del reno al Reyno

2020-12-08T10:53:46+01:00

Me sumo a la idea de un museo subterráneo en la Plaza del Castillo. Peor que un parking con la turbia, turbulenta historia de ese parking, no puede resultar. Pero, si se puede fantasear, el museo que a mí gustaría más es uno interactivo —multimedia y multidisciplinar, sí, y abierto, como la Wikipedia: en incesante crecimiento por obra de la libre voluntad de expandir el conocimiento—. Un museo que, en su cronología, fuese del Sapiens a la Speculatrix; del paleolítico a la frenética era de las obras barcinienses; de lo que convencionalmente se ha llamado «la Edad del reno» hasta «las Edades del Reyno». Vamos, un museo que fuese de una edad de oro a otra. Breuil y Bataille —y Oteiza, que los habría leído— [...]

Del reno al Reyno2020-12-08T10:53:46+01:00

En el mausoleo de Mola

2020-12-10T19:36:10+01:00

Heroica, como se esperaba, la resistencia de la Corella upeneista –esa Numancia foral– a la Ley de Símbolos que viene. Corella se inmola antes que retirar los símbolos de los de Mola. Pero para épicas, las hazañas bélico-apostólicas que figuran en la bóveda del reinaugurado mausoleo. Sólo faltan allá arriba Corella y los 40 de Artajona. A falta de tan principales 40,  Barcina… (A ver si nos aclaramos: ¿cuántos metros legales o ilegales –calificados y recalificados– tiene tan moderno dúplex y por cuántos tributó o contribuye?) A falta de los 40 de Artajona, Barcina ha reabierto el mausoleo con 44 artistas vivos dentro. Esperemos que todos sobrevivan a tan dura experiencia funeraria. El lugar reúne pocas condiciones para la estimación del [...]

En el mausoleo de Mola2020-12-10T19:36:10+01:00

Derruir Los Caídos

2020-12-10T19:32:44+01:00

De eso no soy partidario. Lo soy de dejar que se desmorone, destino natural de toda megalomanía imperial. Tampoco soy partidario de llamar a un Norman Foster para que nos reconstruya ese Reichstag. El Reichstag se tiene que hundir primero. No hay que derruir Los Caídos: esa es mi respuesta a la pregunta que Barcina nunca formuló. No hay que derruir los monumentos, y menos caer en la tentación moderna de convertir los mausoleos en museos o viceversa; algunos, ni siquiera habría que restaurarlos. Nada tiene que ver mi respuesta, pues, con la del pensamiento de la alpargata profunda, escuela filosófica navarra que tuvo un hermano en el Tercio. La alpargata profunda, a la pregunta nunca formulada por Barcina, respondería con lo que los socios [...]

Derruir Los Caídos2020-12-10T19:32:44+01:00

Ir a Arriba