El llamado «cambio» tampoco cambia los congresos de la Fundación Arquitectura y Sociedad, que nos trae a los Borbones de visita y de cuyo patronato, entre otros dinosaurios, forman parte el expresidente del Gobierno de Navarra M. Sanz, el exconsejero de Cultura J. R. Corpas y el exalcalde de Pamplona E. Maya. La inquietud social de los trepadores que organizan tales congresos subvencionados es tan grande como la de algunos de sus invitados, tal que Rem Koolhaas, del que el maestro de ceremonias de estos congresos, Luis Fernández Galiano, tiene escrito (en más de un sitio y en más de una ocasión) que es el elemento «más cínico de la profesión». Koolhaas –¿vestido de Prada?– nos llamó la semana pasada en Pamplona al activismo político; cosa, el activismo, al que según el ABC se han echado Letizia Ortiz (vestida de Nina Ricci) y la mujer de Obama (vestida por un modisto español de cuyo nombre no me acuerdo). Pero según Miguel Sanz (sí, el «dietista» de la CAN), en quien la inquietud política, social y ética alcanza dimensiones «kantianas» es en esa multinacional llamada Foster & Partners que representa Sir Norman Ídem: