En el Diario de Noticias de hoy (pp. 32-33) se descubre que, así como Teruo Nakamura no se rindió al ejército norteamericano hasta 30 años después de que hubiese acabado la II Guerra Mundial, en los últimos treinta años ha habido en el ayuntamiento de Pamplona, oculto en un algún ignoto despacho, un sociólogo de guardia que acaba jubilarse, es de suponer que con la pensión máxima, después de tan longeva y épica resistencia. En el ayuntamiento pamplonés había, quién lo hubiera sospechado, un  sociólogo de oficio desde hace nada menos que treinta años. El periódico no arroja ninguna luz sobre el curso de los trabajos y los días de tan insólito funcionario de cabecera municipal. Tampoco elucida una cuestión interesante: si deja descendencia o sucesor.

Las dos páginas que el Noticias dedica al sociólogo sirven para poco más que constatar que el feliz jubilado, el sociólogo conformista y satisfecho –al que el fotógrafo ha retratado erguido y de frente, pero que bien podría haber aparecido en el periódico a lo Innerarity, tumbado y con los pies sobre la mesa–, ve Pamplona panglosianamente. Vamos, que aquí se vive tan rícamente y hasta las penas del paro a la vera del Arga, rodeados de funcionarios panglosianamente satisfechos, son menos. Los sorprendidos e incrédulos lectores nos preguntamos si el sociólogo panglosiano, como el propio Pangloss, seguiría sosteniendo sus satisfechas opiniones caso de suspendérsele la pensión de jubilación y condenársele a pasar una temporada en el averno de esos parados a los que él ha debido de conocer poco. No habiéndolos conocido, nada de raro tiene que opine, como la propia presidenta del Gobierno, que los cambios es mejor tomárselos con una calma infinita y sin acritud. Hay otra pregunta sobre el funcionario de alto nivel que ha resistido treinta años en el anonimato, del que ahora sale para recordarnos a Pangloss: ¿por qué el periódico no ha puesto directamente en esa páginas desperdiciadas algunos fragmentos del Cándido de Voltaire, que es mucho más entretenido, como puede comprobarse a continuación?