Javier Eder

Artículos

Refresque para ver más imágenes...

El «sí» de la reina Margot

24 del 3 de 2015 por eder

«Sí» número 1:

Imagen de previsualización de YouTube

«Sí» número 2:

Imagen de previsualización de YouTube

continuará…

 

¡Milagro! ¡Milagro!

23 del 3 de 2015 por eder

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

  ·

Sick of Love

21 del 3 de 2015 por eder

Variaciones Zimmerman:

Imagen de previsualización de YouTube

 

Versión White Stripes:

Imagen de previsualización de YouTube

  ·

Efectivy Wonder

20 del 3 de 2015 por eder

Imagen de previsualización de YouTube

 

Borges según Avedon (o Avedon cegado por Borges)

19 del 3 de 2015 por eder

 

«En 1975 llegué a un punto en mi carrera en que no estaba interesado en hacer retratos a personas de poder y fama. Sin embargo, había tres hombres cuyo trabajo admiraba enormemente y cuyo retrato quería hacer: Jorge Luis Borges, Samuel Beckett y Francis Bacon. Sus retratos comportaron tres tipos diferentes de sesión: Borges dio una sesión infotografiable, Beckett la rechazó y Bacon me ofreció una sesión perfecta.
   Fotografío lo que más temo y Borges era ciego.
   En el vuelo a Buenos Aires me informan de que la madre de Borges, con quien yo sabía que él había vivido toda su vida, acababa de morir esa mañana. Di por supuesto que la sesión sería pospuesta. Pero él me recibió, como estaba previsto, la tarde siguiente, a las cuatro en punto. Llegué a su casa y me encontré a mí mismo en la oscuridad. Él estaba sentado, dentro de una luz gris, en una silla pequeña, y me indicó con un gesto que me sentara a su lado. Casi inmediatamente me dijo que admiraba a Kipling y me pidió que le leyera: «Vaya a la biblioteca y busque en el séptimo libro a la derecha del segundo estante». Lo hice. Me dijo qué poema de Kipling quería escuchar –«The Harp Song of the Dane Women»– y se lo leí. Se sumó a la lectura en algunos pasajes. Me preguntó si sabía yo anglosajón. Qué género prefería, ¿la leyenda o la elegía? La elegía, aventuré. Me explicó, mientras se preparaba para recitar, que su difunta madre yacía en la habitación de al lado. «Sus manos se crisparon de dolor justo un instante antes de su muerte –me dijo–», y luego describió cómo él y su sirviente habían estirado uno a uno los dedos de su madre hasta que sus manos reposaron sobre su pecho. Luego recitó una elegía anglosajona, su voz elevándose y musitando en el cuarto oscuro.
   La primera vez que lo vi a la luz, era mi luz. Me abrumaron los sentimientos y empecé a fotografiar. Pero las fotos resultaron más vacías de lo que esperaba. Pensé que, de alguna manera, estaba tan abrumado que no había conseguido poner nada de mí mismo en el retrato.
   Cuatro años después, al leer la crónica de Paul Theroux sobre su visita a Borges, me reencontré con mi visita: la luz suave, la ida a la biblioteca, Kipling, el recitado en anglosajón… De alguna manera me pareció que la visita a Borges no había existido. La gente que venía de fuera solo podía existir para él en la medida que formaba parte de su propio mundo interior: el mundo de los poetas y los pensadores que eran su verdadera compañía. La gente de ese mundo sabía más, discutía mejor, tenía más cosas que decirle. La sesión fotográfica no me permitió ningún intercambio. Él había hecho su propio retrato hacía mucho tiempo y yo solo pude fotografiar eso.»
   Richard Avedon

 

“In 1975 I reached a point in my career when I was not interested in making portraits of people of power and fame. However, there were three men whose work he greatly admired and whose picture I wanted to do: Jorge Luis Borges, Samuel Beckett and Francis Bacon. Their portraits involved three different types of performance: Borges gave a performance infotografiable, Beckett rejected the performance and Bacon gave a perfect performance.
I photograph what I fear most, and Borges was blind.
In flight to Buenos Aires tell me that Borges’s mother, whom I knew he lived all his life, had just died that morning. I assumed the session would be canceled. But he was, as planned, the next afternoon at four o’clock. I arrived at his apartment and found myself in the dark. He sat in a light gray, in a small chair, and pointed with his hand for me to sit beside her. Almost immediately, he said he admired Kipling and asked me to read. “Go to the library and look in from the right seventh book of the second shelf.” I did. I said what I wanted instead listen Kipling poem –‘The Harp Song of the Dane Women’ – and read it. He joined in some passages. He asked if I knew Anglo. What did I preferred, legend or elegy? Elegy, I ventured. He explained, while preparing his recitation, his mother lay dead in the room next door. His hands clenched in pain just an instant before his death, he said, and then described how he and his servant had drawn each of the fingers of his mother, one by one, until his hands rested on his chest. Then he recited the Anglo-Saxon elegy, his voice rising and falling in the darkroom.
The first time I saw the light, it was my light. Feelings overwhelmed me and started shooting. But the pictures were more empty than I expected. I somehow overwhelm was so much that I had failed to put any of myself in the portrait.
Four years later I read a story by Paul Theroux on his visit to Borges. It was my visit: the soft light, going to the library, Kipling, the Anglo recital. Somehow, it seems that Borges did not have visits. People coming from outside could only exist for him whether it was part of his inner world, the world of poets and wises who were his true companionship. The people of that world knew more, arguing better, had more to say. The performance did not allow any exchange. He had taken his own portrait for a long time ago, and I could only photograph that.”

   Richard Avedon

 

Imagen de previsualización de YouTube

  ·

Culebrón: sufre un shock y se despierta navarra y euskaldun

17 del 3 de 2015 por eder

Extraordinario fenómeno: sufre una regresión en México y se despierta poseída por todos los demonios, navarra desde siempre y hablando en vascuenç.

Capítulo 1:

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Andrés Landero bajo el sombrero

16 del 3 de 2015 por eder

Andrés Landero, compañero.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Indicios de vida inteligente en el delfín de Barcina

15 del 3 de 2015 por eder

«Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi».

 

 

 

Le cauchemar

13 del 3 de 2015 por eder

Le cauchemar

Imagen de previsualización de YouTube

 

Albert Maysles (1926-2015): mira a la gente solitaria

11 del 3 de 2015 por eder

Albert Maysles –que la tierra le sea leve– era mucho más de lo que los periódicos de aquí y de allá han dicho en sus necrológicas –«Ha muerto el retratista de los Rolling Stones», se leía en la página de la BBC–.
Albert Maysles era un gran documentalista que en películas como Salesman o Grey Gardens miró a la soledad de la gente de alrededor –«Me gusta la gente»–. Incluso cuando filmaba a los Rolling Stones no dejaba de mirar la soledad de la gente circundante. Por ejemplo:

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Espadas flamígeras más allá del este del Edén

9 del 3 de 2015 por eder

The Maker, una canción de Daniel Lanois, tocada con Willie Nelson y Emmylou Harris.
La filmación de las imágenes fue dirigida por Wim Wenders.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

  · · ·

Campanero, las campanas doblan por ti

8 del 3 de 2015 por eder

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Nunc lento sonitu dicunt, morieris.

«No man is an Iland, intire of it selfe; every man is a peece of the Continent, a part of the maine; if a Clod bee washed away by the Sea, Europe is the lesse, as well as if a Promontorie were, as well as if a Mannor of thy friends or of thine owne were; any mans death diminishes me, because I am involved in Mankinde; And therefore never send to know for whom the bell tolls; It tolls for thee

 

Parte del Gobierno:

 

 

La madre de Piero della Francesca

6 del 3 de 2015 por eder

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

 

Un gran festival llamado Frida

5 del 3 de 2015 por eder

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Comentarios marginales a la campaña de UPN

3 del 3 de 2015 por eder

Mis comentarios marginales…

 

a la campaña de UPN:

 

 

La campaña de UPN:

 

 

Mis comentarios marginales: